11 de abril de 2012

El Alcalde de un municipio de Huelva pide a la Guardia Civil que no aplique las normas de tráfico a los caballitas

El primer Edil señala que "los caballos se montan con una sola mano, de forma que la otra está perfectamente hábil, y usar el teléfono móvil no merma que se pueda guiar el caballo perfectamente".


El Alcalde de Puebla de Guzmán (Huelva), Antonio Beltrán, ha remitido una carta a la Guardia Civil en la que reclama que no se apliquen las normas de tráfico a los caballistas del pueblo, que se han quejado al Ayuntamiento del "exceso de celo" de los agentes.

La carta, recuerda que el caballo "es una figura muy importante" en la comarca del Andévalo y especialmente en Puebla de Guzmán, "donde existe un caballo por cada cinco habitantes".

Según el Alcalde, "desde antaño" los jinetes de este pueblo de unos 3.000 habitantes han cabalgado por las calles y caminos y han estacionado en la puerta de los bares, lo que ha dado lugar a "unos hábitos y costumbres que son reflejo de nuestras señas de identidad, imagen de nuestras calles y de nuestro pueblo".

Beltrán señala que los caballistas han expresado al Ayuntamiento su "desconcierto" ante el "exceso de celo" en el cumplimiento de las normas de seguridad vial, por lo que, dada la proximidad de la romería local, solicita "que se reflexione sobre las medidas policiales dado el malestar creado entre los vecinos del municipio".

La carta, según ha explicado el Alcalde, "recoge el malestar de los vecinos, porque, desde hace muchos siglos, la convivencia se mantiene en un equilibrio perfecto, y hay que entender que en Puebla se tiene al caballo como un miembro más de la familia".

Por su parte, el secretario de la asociación de caballistas local, Miguel Angel Barba, ha señalado que los jinetes están siendo interceptados por la Guardia Civil cuando entran en calles donde no pueden circular los coches y que les prohíben utilizar el móvil cuando van a caballo.

Recordemos que la prohibición de uso de dispositivos de telefonía móvil durante la conducción, se extiende a todos los "conductores" y no sólo a los de vehículos de motor (se incluyen por lo tanto dentro de la prohibición, los conductores de animales de silla, vehículos de tracción animal o bicicletas).

  

Fuentewww.elnortedecastilla.es 02/04/2012