17 de diciembre de 2014

Circular sobre venta y uso de productos pirotécnicos - 2014

El BOJA de hoy, 17 de diciembre, publica una nueva Circular sobre la venta y uso de productos pirotécnicos, de la Delegación del Gobierno en Andalucía (dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas).


Como viene ocurriendo en los últimos años, mediante esta Circular se realiza un resumen de la normativa del Real Decreto 563/2010, de 7 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de artículos pirotécnicos y cartuchería, respecto de la venta, transporte y uso de estos productos, al tiempo que se solicita por la Delegada del Gobierno, la colaboración tanto de los usuarios como de las autoridades municipales, al objeto de alcanzar las necesarias garantías de seguridad y que disminuya al máximo cualquier clase de riesgo en el uso de artificios pirotécnicos durante las fiestas de Navidad.

Estos riesgos afectan tanto al vendedor de los artículos, como a los particulares que los manejan de forma esporádica y demás público expuesto por el uso de los mismos.

Las condiciones y requisitos exigibles a los artificios de pirotecnia, dependerán de cual sea la categoría a la que pertenezcan, de las establecidas en el artículo 8.3 del referido Reglamento de artículos Pirotécnicos y Cartuchería.

Por lo que respecta a la sanción de las infracciones que pudieran detectarse, la Circular nos recuerda que se realizarán según el procedimiento sancionador establecido en los artículos 31 al 39 de la Ley Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana, dado que el Reglamento de artículos pirotécnicos y cartuchería se dicta en desarrollo de lo previsto en los artículos 6 y 7 de la propia Ley Orgánica 1/1992. 

Pulsa sobre la imagen para descargar la Circular.

15 de diciembre de 2014

Nuevo Curso On Line en Enero de 2015: "La detención. Medidas Cautelares. Habeas Corpus"

El Plan Formativo de nuestra Escuela para el próximo año 2015, comenzará con un interesante Curso On Line concertado con la ESPA, denominado "La detención. Medidas Cautelares. Habeas Corpus", que se impartirá del 16 al 29 de Enero y que contará con una duración de 21 horas.


Pulsa en los siguientes enlaces si deseas:

4 de diciembre de 2014

Un accidente mortal con catorce horas de incógnitas

Martes 11 de noviembre, 04.15 horas. Un Wolkswagen Lupo de color negro que circula a alta velocidad por la Avenida Marítima de Las Palmas de Gran Canaria, choca contra el bordillo de la mediana y salta hacia la calle paralela. El coche da dos vueltas de campana y el motor sale despedido unos 50 metros por la dureza del impacto. El pavimento está húmedo por la lluvia. 


Cuando la Policía Local llega al lugar, uno de los heridos, el propietario del vehículo, está consciente e informa a los agentes en un primer momento de que viajaba solo. Posteriormente, aclara que le acompaña una mujer, que se encuentra a escasos metros con importantes lesiones. Nada dice de un tercer ocupante. La Policía Local inspecciona la zona durante una hora y media, pero no encuentra a nadie más. Los dos afectados son trasladados al hospital con heridas de consideración: él tiene rota la clavícula, ella se fractura la tibia y el peroné.

Catorce horas después, sobre las 18.00 horas, dos mujeres se acercan al lugar. Saben que su hermano, de 27 años, viajaba en ese coche y van a buscarlo. Lo hallan a treinta metros del punto donde ocurrió el siniestro. Está oculto entre unos matorrales, gravemente herido. Nadie hasta ese momento había advertido su presencia ni reparado en su ausencia. Los recursos de emergencias se vuelven a personar en la zona del siniestro y una ambulancia traslada al tercer herido al Hospital Insular de Gran Canaria, donde fallece la madrugada del jueves 13 a consecuencia de las graves lesiones sufridas.

¿Cómo pudo permanecer un herido crítico catorce horas abandonado entre unos matorrales sin que nadie lo viera? ¿Por qué no fue encontrado por los agentes en la inspección ocular?

Hasta el momento las pesquisas se han centrado en averiguar cómo llegó el joven de 27 años a esa zona ajardinada

La hipótesis de que la víctima saliera expulsada del vehículo hasta caer sobre los matorrales ha quedado descartada. "Ningún cuerpo sale despedido 30 metros", indican fuentes cercanas a la investigación, que apuntan a que el tercer ocupante pudo salir por su propio pie para esconderse: "Es algo que puede pasar. Sales aturdido, en caliente, y puedes recorrer entre 25 y 50 metros, pero cuando te enfrías, caes dónde estás", explican fuentes policiales.

Con esta teoría prácticamente confirmada por los investigadores, surge otra duda: ¿De qué se escondía? El joven fallecido en el accidente tenía antecedentes policiales por tráfico de estupefacientes -al igual que los otros dos ocupantes del vehículo- y había salido hacía poco tiempo de prisión. Por lo tanto, una de las hipótesis que cobra más fuerza es que, ante los problemas legales que tenía, intentara huir para evitar el reingreso en la cárcel.

En este sentido, los agentes que investigan el caso barajan dos opciones.
 - La primera de ellas es que fuera él quien conducía a pesar de estar bajo los efectos del alcohol. El fallecido tenía una fuerte laceración en el hombro izquierdo que podría haber sido producida por el cinturón de seguridad.
Esta marca tampoco excluye la posibilidad de que pudiera ir en el asiento trasero, en la parte izquierda del vehículo. Además, el joven de 27 años portaba en el momento del suceso una riñonera y se analiza si la llevaba cruzada, tipo bandolera, lo que también explicaría la lesión.
En cualquier caso, serán las pruebas de ADN obtenidas de los restos de sangre que quedaron en el volante y en el airbag del vehículo las que determinen quién era el conductor.

 - La segunda hipótesis sobre la teoría de la huida es que intentara ocultar otra acción delictiva no relacionada con la seguridad vial. En esta línea, las sospechas se centran, precisamente, en la cantidad de dinero encontrada en la riñonera que llevaba.

Actuación de la Policía Local

Otro de los frentes abiertos en la investigación es la actuación de los agentes de la Policía Local en el suceso. El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional ha descartar una posible negligencia en la intervención del cuerpo de seguridad municipal, que actuó de forma correcta.

"Según los parámetros lógicos, era materialmente imposible haber localizado al herido, que se supiera donde estaba. Primero, porque se les preguntó a los otros dos ocupantes si había más implicados y no dijeron nada. Y después, porque el lugar donde apareció no entraba en el radio de búsqueda normal de un accidente de tráfico. Los cuerpos no son como los objetos, no pueden rodar 30 metros", concluyen fuentes cercanas a la investigación.

30 de noviembre de 2014

Nueva Orden del Ministerio del Interior sobre las estadísticas de accidentes de tráfico



Las estadísticas de accidentes de tráfico elaboradas por la Dirección General de Tráfico con fines de investigación, se venía confeccionando a partir de los datos contenidos en los cuestionarios estadísticos de accidentes, remitidos por la Guardia Civil, las Policías Locales y las Policías de las Comunidades Autónomas con competencias en regulación del tráfico.


Esta Orden de 1993, ahora derogada, ha sido objeto de estudio durante más de 20 años, por todos los agentes encargados de la vigilancia y control del tráfico, ya que es el único elemento normativo de la legislación nacional que incluye una DEFINICIÓN DEL ACCIDENTE DE CIRCULACIÓN:
Son objeto de esta estadística los que reúnen las circunstancias siguientes:  
1.- Producirse, o tener su origen, en una de la vías o terrenos objeto de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial.
2.- Resultar a consecuencia de los mismos:
  • Una o varias personas muertas o heridas.
  • Sólo daños materiales.
3.- Estar implicado al menos un vehículo en movimiento.

Las modificaciones introducidas en el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, a través de la Ley 18/2009 y la Ley 6/2014, así como los cambios tecnológicos en los vehículos y en las TICs (tecnologías de la comunicación y la información) hacen necesario una adaptación de esta norma.

La obligación legal de suministrar datos afecta a todos los implicados en un accidente de tráfico: a los agentes encargados de la vigilancia y el control del tráfico y a los centros sanitarios que facilitarán los datos necesarios que permitan a los agentes la cumplimentación de los formularios de manera precisa, así como a otras administraciones públicas autonómicas o locales, conforme a lo previsto en la Ley 12/1989, de 9 de mayo, de la Función Estadística Pública.

El modo en que esta nueva orden regula el suministro de la información por los agentes de la autoridad sobre víctimas de accidentes de tráfico, a través de la cumplimentación del correspondiente formulario, atiende a unos criterios y plazos similares a los aplicados hasta ahora.
Sin embargo, incluye algunos cambios, incorporando información sobre la identidad de las víctimas (el nuevo Registro Nacional de Víctimas de Accidentes de Tráfico, es también un fichero de datos de carácter personal).

Además, con los formularios se seguirá dando por cumplida la obligación de redactar un informe completo en relación con cada accidente mortal que, hasta el momento presente, se había cumplido mediante los cuestionarios estadísticos de accidentes regulados por la Orden de 18 de febrero de 1993, a tenor de la obligación impuesta por la Directiva 2008/96/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de noviembre de 2008, sobre gestión de la seguridad de las infraestructuras viarias.

PLAZOS RECOGIDOS EN LA NUEVA ORDEN

Cuando en el accidente se haya producido al menos un fallecido o un herido con traslado al hospital, los plazos de remisión del formulario por los agentes los agentes son:
  • Los denominados “datos de suministro rápido” de los que se dispongan, se remitirán en todo caso en el se realizará en el plazo máximo de veinticuatro horas desde que haya ocurrido.
  • El resto de datos en el menor tiempo posible.
En el resto de accidentes con víctimas, el plazo para remitir el formulario con los datos de suministro rápido, será de diez días naturales desde la fecha en que haya tenido lugar el accidente.

En todo caso, el formulario totalmente cumplimentado deberá remitirse en un plazo no superior a un mes desde la fecha del accidente. Durante ese plazo podrá ir enviándose progresivamente la información de la que se vaya teniendo conocimiento, hasta la total cumplimentación del formulario.


En cuanto al modo de remitir los datos al Registro Nacional de Víctimas de Accidentes de Tráfico, debe enviarse por los medios electrónicos que se establezcan por la DGT. No obstante, la Disposición Adicional Octava de la Orden, contempla un plazo de tres años durante el cual, mientras no resulte posible realizar estas comunicaciones por medios electrónicos, se podrá remitir la información “en soporte papel” a través de las Jefaturas Provinciales de Tráfico.

Puedes descargar la nueva Orden desde el siguiente enlace:

24 de noviembre de 2014

#Atulado092 Vídeo de la Policía Local de Sevilla

Os dejamos un expléndido vídeo de la Policía Local de Sevilla, sobre la labor del Cuerpo y en particular de su Sala de Control: